CASTILLOS DE IRLANDA
A TU AIRE

(JUNIO 2018 - DICIEMBRE 2018)

Dublín - Galway - Clifden - Región de Connemara - Acantilados de Moher - Tralee - Península de Dingle - Limerik - Rock of Cashel - Dublín

Precios válidos para un mínimo de 2 pasajeros. Para pasajeros viajando solos, consultar.

8 Días / 7 Noches

Desde 1.017 € (+120 € de tasas) (precio por persona en habitación doble)

Salidas Diarias.

Día 1. Ciudad de Origen – Dublín (SA)

Salida en vuelo de línea regular hacia Dublín. Llegada y recogida del coche en el mostrador de alquiler de coches para llegar hasta el hotel. Resto del día libre para tomar contacto con esta excitante ciudad o visitar algunos de sus muchas atracciones como el Guiness Storehouse, el Trinity College o la destilería Old Jameson o los numerosos edificios históricos, calles georgianas y coloridos jardines. Alojamiento.

Día 2. Dublín (AD)

Desayuno. Hoy podremos dedicar el día a conocer Dublín, ciudad dinámica, divertida y con muy buen ambiente. Si bien no es una de las ciudades más bonitas de Europa, merece la pena visitarla, aunque solo sea por apreciar desde cerca su ritmo de vida y ambiente. El río Liffey separa las zonas norte y sur de la ciudad y si en otras ciudades el río es un elemento importante, en Dublín lo es más aún, ya que la división entre los distritos impares de la ciudad y los pares no es simplemente geográfica, sino que los barrios, la arquitectura, el carácter e incluso los estilos de vida cambian radicalmente de un lado al otro. Al norte está tradicionalmente el Dublín más humilde y en el sur, la zona rica, con bonitas casas victorianas y barrios de casas bajas y tranquilas. Alojamiento.

Día 3. Dublín – Clifden – Galway (AD)

Desayuno. Hoy saldremos a través de los ricos pastos de Midland hacia Galway. En ruta recomendamos realizar una parada para visitar la finca Belvedere, un bonito lugar ubicado en el condado de Westmeath cerca de Millingar. Está compuesta por una enorme residencia y unos hermosos jardines que ocupan muchas hectáreas y que reciben visitantes durante todo el año. La casa ha sido restaurada por completo y los jardines gozan de un buen mantenimiento, por lo que el paseo se hace muy agradable para quienes la visitan. Antes de cruzar el río Shannon, se puede visitar Clonmacnoise, una abadía y conjunto monástico paleocristiano. Ya en Galway, notarás la clara influencia española en sus construcciones, como por ejemplo el arco español, una de las antiguas entradas a la ciudad, donde los comerciantes ricos y sus familias, gozaban de un lugar donde pasear. Hay que continuar ruta, para llegar al castillo en Clifden. Alojamiento.

Día 4. Galway – Región de Connemara – Galway (AD)

Desayuno. Hoy te recomendamos disfrutar libremente de la Región de Connemara, que es la que mejor ha preservado las tradiciones y el paisaje genuino de Irlanda. Recomendamos la visita del Parque Nacional, dónde ponis y ciervos rojos campan libremente a través de pintorescas montañas, pantanos y pastizales. También se puede visitar la Abadía de Kylemore, o simplemente disfrutar de las bahías de su costa recortadas donde se emplazan pueblos que hablan gaélico y animan sus tardes de pub con música de gaitas y flautines. La sierra de Twelve Bens y los muros de piedra, dominan el paisaje interior. Alojamiento.

Día 5. Galway – Acantilados de Moher – Tralee – Kerry (AD)

Desayuno. Tu viaje continúa hacia la conocida como la Tierra de Castillos. Durante el trayecto puedes visitar alguna granja local, la extraña región de Burren y como no, los Acantilados de Moher, una serie de impresionantes acantilados que se alzan hasta una altura de más de doscientos metros sobre el mar y se estiran una distancia de ocho kilómetros a lo largo de la costa. El día finaliza en Tralee, la principal ciudad del Condado de Kerry y donde está el castillo en el que pasaremos la noche. Alojamiento.

Día 6. Kerry – Península de Dingle – Kerry (AD)

Desayuno. Nuestra sugerencia para hoy es, viajar a Dunquin, en el extremo más oeste de la Península de Dingle, donde se encuentra el Centro del Visitante de Blasket, en el que se nos muestra como era la vida en las alejadas islas de Blasket. Si el tiempo lo permite, sugerimos tomar un barco que rodea las principales islas y descubrir las diferentes aves marinas, delfines, marsopas e incluso ballenas y orcas de vez en cuando. Alojamiento

Día 7. Kerry – Limerik – Straffan – Kildare (AD)

Desayuno. Salida hacia la ciudad medieval de Limerick, la tercera ciudad más grande de la República de Irlanda, la cual disfruta de un maravilloso emplazamiento a orillas del pintoresco río Shannon. Conquistada por los vikingos en el siglo IX, esta ciudad moderna y animada puede presumir de un importante pasado medieval, del que podrás empaparte paseando por sus calles más antiguas. Continuaremos la ruta hacia Kilkea, en el Condado de Kildare. Podremos realizar una parada en Cashel, para visitar su famoso e imponente castillo The Rock of Cashel, una antigua fortaleza que data de los siglos XII y XIII, trono de los Reyes Mayores de Irlanda antes de la llegada de los normandos. El castillo se eleva majestuoso aun sobre una colina y representa uno de los mejores ejemplos arquitectónicos celtas y medievales. Además, se dice que fue aquí donde el Rey de Munster fue convertido al cristianismo por San Patricio en el siglo V. Llegada al castillo en Straffan. Alojamiento.

Día 8. Kildare – Dublín – Ciudad de Origen (Desayuno)

Desayuno. Salida hacia el aeropuerto de Dublín. Devolución del coche de alquiler y salida en vuelo regular que nos llevará de regreso a la Ciudad de Origen. Llegada, fin del viaje y de nuestros servicios.

TE OFRECEMOS:

- Vuelos de ida y vuelta en clase turista.
- Alquiler de coche manual durante 7 días, tipo Volkswagen Up o similar, con seguro de colisión incluido.
- Estancia en los castillos indicados o similares, en régimen de alojamiento y desayuno.
- Seguro Plus Bitakora

El precio no incluye cualquier otro concepto no especificado en el apartado anterior.

IMPORTANTE:


- Para el alquiler de coche es necesario disponer de una tarjeta de crédito. La edad mínima del conductor son 24 años. El conductor debe presentar el carnet de conducir nacional con una validez mínima de 2 años.

- El alquiler de coche está previsto para 7 días, tomando como referencia la hora de llegada del vuelo del día 1, por lo que se deberá devolver a la misma hora del día 8. Cualquier otra hora posterior a ésta, supondrá un suplemento. Rogamos consultar.

- La entrada en los hoteles debe ser antes de las 18.00 horas. Si por algún motivo no fuera posible, rogamos avisen al hotel antes de llegada para garantizar la reserva.

HOTELES PREVISTOS O SIMILARES:


Dublín: Clontarf/ Fitzpatrick´s Castle 4*
Galway: Abbeyglen Castle 4*
Kerry: Ballyseede Castle 4*
Kildare: Barberstown Castle 4*

Presentación

La mágica Isla verde. Encantador como pocos, es un destino con un carácter unico. Sus medievales castillos, emblemáticos monasterios y milenarias abadías, hablan de los nobles vestigios de la antigua Irlanda. Los misteriosos lagos de este país con sus cristalinas aguas arropadas por el verdor unico de sus montes, valles y el gris del cielo ofrecen un paisaje sin igual. El carácter abierto y generoso de sus habitantes es otro de sus atractivos, además, los isleños conservan un aspecto elegante y alegre que hacen al viajero sentirse como en su propia casa.

Situación y extensión

Situada al Oeste de la isla de Gran Bretaña, la isla de Irlanda divida en 2 paises (República de Irlanda e Irlanda del Norte) tiene un extensión de 486 km de largo y de 275 de ancho, se divide en 4 provincias historicas, Ulster, Munster, Leinster y Connacht, tiene 5630 km de costa y como curiosidad cabe destacar que ningun lugar del país está a más de 96 km del mar.

Documentación para españoles

DNI o pasaporte en vigor.

Idioma

Ingles y Gaelico

Moneda

Euro para la republica de Irlanda y Libra Esterlina en Irlanda del Norte.

Clima

La isla de Irlanda tiene un clima templado, la temperatura media en invierno oscila entre los 4 y 7 grados y en verano no suelen pasar de entre 16 y 18 grados. Los veranos por lo tanto son muy suaves y las lluvias son habituales durante todo el año.

Corriente eléctrica

220 voltios a 50Hz, es recomendable llevar adaptador de 3 clavijas.

Gastronomía

El pescado es fundamental en su cocina. Salmón, trucha, langosta, gambas y ostras, preparados de mil maneras distintas, tiene también unos buenos quesos frescos y la Reina de su cocina es la patata, la cual la utilizan de diversas formas, asada, cocida o aliñada. La bebida nacional es la cerveza, la Guiness es su marca nacional y uno de los símbolos del pais.

Diferencia horaria

Una hora menos que en España peninsular durante todo el año.

Zonas de interés:


Dublin: A orillas del rio Liffey se alza la capital de Irlanda y la ciudad de San Patricio. Esta pequeña y compacta ciudad ofrece a cualquier visitante la oportunidad de descubrir sus raíces vikingas y la época dorada de su historia, a través de sus palacios, museos, catedrales y monumentos. Pasear por sus calles, parques y jardines resulta toda una delicia. Dublín cuenta con teatros, cines, nightclubs y salas de concierto, pero al igual que sucede en todas las poblaciones de esta isla esmeralda, los pubs constituyen los centros reales de actividad. Su tradición en esta ciudad cuenta con una larga historia. Incluso en la Edad Media la ciudad se hallaba bien provista de lugares en los que beber y a finales del siglo XVII se constataba que una de cada cinco casas estaba en el negocio de la venta de alcohol. Hoy en día Dublín cuenta con gran cantidad de pubs que son lugar de reunión tanto para ciudadanos como para extranjeros.

Kerry: Posiblemente el paisaje más bonito de Irlanda, con rutas de parajes excepcionales, sus maravillosas costas y calas, las históricas calles de sus ciudades, las ruinas prehistóricas de algún edificio neolítico, la variedad de sus frondosas montañas, sus ríos y su rica fauna, la convierten en un destino de ensueño.

Galway: La ciudad de las catorce tribus, en la que se descubren suntuosos castillos de piedra tallada, callejuelas con una curiosa mezcla de estilos, nuevos edificios y los cursos de agua reflejo de su historia. Todo ello otorga a esta ciudad una armonía inusual.

Limerick:. Este condado alberga algunas de las localidades más bellas de Irlanda, con hermosos castillos y espectaculares vistas. Destaca la belleza de las Montañas Ballyhoura, que presiden una campiña tranquila y salpicada de lugares históricos, o lugares como Castleconnell, Killmallock o Adare, llenos de magia y romanticismo.

Cork: Ubicado al suroeste del país, el condado de Cork es el más grande de toda la isla. En el disfrutaras viendo sus espectaculares paisajes, conociendo su historia o paseando por sus playas de enorme calidad. La amabilidad de sus gentes te cautivara haciendo que esta pequeña ciudad quede en tu corazón para siempre.

Belfast: Capital de Irlanda del Norte, ahora en paz tras muchos años en conflicto. La ciudad donde se construyo el Titanic, muestra su maravilloso patrimonio Victoriano y Eduardiano, además de una gran oferta de nuevos hoteles, bares y restaurantes que han hecho revivir a la ciudad tras sus años de conflictos.